Nuevas alternativas de crecimiento

Compartir

Canacar en Expo Transporte
León A. Flores González, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), dio a conocer en el marco de Expo Transporte ANPACT 2004, los avances y los diferentes esquemas que existen para que el transporte de carga continúe con su modernización.

Hasta el 31 de octubre de este año por medio de diferentes esquemas de financiamiento se canalizaron mil 800 millones de pesos para la adquisición de 2 mil 814 unidades, lo que benefició a dos mil 48 transportistas, informó.

Destacó que las metas propuestas para la renovación del parque vehicular son ambiciosas, por lo que ha habido necesidad de hacer ajustes dentro del programa de chatarrización para simplificar trámites al transportista, evitando así el pago de cualquier impuesto y facilitarle la entrega de unidades a chatarrizar.

“Hemos vencido obstáculos que nos han permitido avances como el acreditamiento fiscal al transportista por su unidad, ya que anteriormente éste estaba en manos de los distribuidores. Además, hoy vemos disposición por parte de las autoridades para que el programa de chatarrización se realice en los términos que mejor convenga al gobierno, al transportista y las plantas armadoras”, puntualizó.

Señaló que con el programa de chatarrización se busca la renovación de más de 230 mil unidades en un periodo de 10 años, lo que llevará al país a tener una flota vehicular en una edad promedio similar a la que tienen nuestros socios comerciales en el Tratado de Libre Comercio de América del Note (TLCAN).

Flores González solicitó al Congreso de la Unión desechar las iniciativas de ley que se promueven en la Cámara de Diputados para la inscripción y regularización de vehículos extranjeros. Dichas iniciativas, afirmó, desalientan cualquier acción gubernamental, estatal y de la banca de desarrollo para la renovación y modernización del parque vehicular, así como la aplicación de estímulos fiscales para la compra de unidades adquiridas en México de forma legal.

Advirtió que de aprobarse las iniciativas, lo único que se provocaría sería desalentar la inversión en México, creando mayor competencia ilegal y perjudicando al transporte nacional, a los empleos actuales y al desarrollo del país.

Más información en Alianza Flotillera 80 enero de 2005