lun. Feb 17, 2020

Insuficiente infraestructura carretera

Compartir

 Mientras que el presidente de la República, Vicente Fox Quesada, asegura “estar cumpliendo con su compromiso de fortalecer y modernizar la infraestructura de comunicaciones”, legisladores de los partidos PRI, PAN, PRD Y PVEM, hablan del rezago en materia de infraestructura carretera.

Los priístas dicen que hay muchos proyectos madurándose pero sin cristalizar, y que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no tiene una visión a largo plazo de los corredores carreteros. Además, manifestaron que algunos estados de la república tienen prioridad por cuestiones electorales.

Los panistas hablan de la necesidad de dar un mantenimiento urgente a las carreteras aun siendo éstas de cuota.

Por su parte, los perredistas demandaron a Pedro Cerisola y Weber, titular de la SCT, que la lógica privatizadora ha cubierto todo el sector y que la política neoliberal que han implementado se refleja en la situación desafortunada que vive el país.

Los legisladores del PVEM cuestionaron los criterios que utilizan para los caminos rurales pues más del 65 por ciento de la red falta por pavimentar, y le pidieron a Cerisola un informe detallado sobre el subejercicio que existe en esa dependencia.

Durante su gira de trabajo en la que visitó los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, el presidente Vicente Fox aseguró que los 21 mil millones de pesos invertidos en obras de infraestructura carretera forman parte de los más de 60 mil millones que destinará el gobierno federal en 2005.

Expuso que con dichas construcciones se moverá aún más la balanza comercial que tiene nuestro país.

Con esto, explicó, el gobierno federal comunica al país de océano a océano y de frontera a frontera para asegurar una mayor y mejor estructura carretera que permita a México contar con la competitividad que requiere en el plano internacional.

Para el 2006, anunció, el presupuesto será mayor al de este año y esto será posible porque se están uniendo esfuerzos de inversión de la iniciativa privada y del gobierno federal, así como de los estatales y municipales.

Destacó que todas estas acciones se traducirán en un cambio en la calidad de vida de miles de familias mexicanas, manifestó que estas obras cuentan además con el apoyo de las transferencias que el gobierno federal ha realizado, que este año llegarán a ser más de 650 mil millones de pesos, que recibirán los 31 estados y el Distrito Federal, entre otras muchas cosas, para obra pública social y para obra pública de infraestructura.

Todas estas cifras y proyectos son alentadores para la economía del país; sin embargo, la construcción de carreteras es sólo uno de los diferentes pendientes en infraestructura para mejorar la competitividad del país en el contexto de la globalización y, principalmente, del comercio exterior. Sin duda, falta mucho camino por recorrer, pues no hay que perder de vista que en tan sólo en el rubro de mantenimiento de la red carretera nacional sólo se le destina el 20 por ciento de los recursos económicos.