Bajos resultados

Compartir


El Programa de Chatarrización que inició el año pasado no ha tenido los resultados que se esperaban, ya que sólo se han logrado destruir poco más de 800 camiones. El problema radica en la burocracia de la Secretaría de Hacienda para aceptar y otorgar el incentivo fiscal que se ofrece a un transportista que decide entrar al programa.

El titular de Hacienda, Francisco Gil Díaz, ya se enteró del problema y en la próxima miscelánea fiscal anunció, se publicarán los lineamientos necesarios para disminuir los tiempos en que el transportista adquiera su incentivo y deje de perder recursos por la espera.