mié. Abr 1, 2020

Neumáticos como soporte de unidades  

Compartir

Utilizar las llantas correctas para su vehículo es muy importante, ya que estas proveen la tracción, por lo tanto juegan un rol fundamental para un frenado seguro. Los neumáticos cargan todo el paso del vehículo, absorben los impactos del camino, por ello elegir un adecuado juego de llantas es importante.

Hay muchos tipos de llantas en el mercado, por ejemplo, radiales, convencionales, radiales ahorradoras de combustible, radiales para toda temporada y para invierno, por mencionar algunas.

Los neumáticos radiales, son los más avanzados y comunes, ya que las capas están dispuestas en  forma radial que forman un ángulo de 90 grados con respecto al a circunferencia de la llanta.

Estas llantas ofrecen mayor resistencia al rodamiento, por lo tanto también mejora el rendimiento de combustible, la maniobrabilidad de la unidad y ofrece un mejor comportamiento bajo condiciones adversas de manejo.

Las llantas convencionales están disponibles para vehículos de carga. En todos los casos es importante no colocar neumáticos de diferentes construcciones ya que resulta peligroso debido a la diferencia de comportamiento.

En cuanto a las radiales ahorradoras de combustible, estas cuentan con un diseño para ser infladas de forma considerable. El incremento de presión hace que los neumáticos sean más duros y por lo tanto, disminuye la resistencia al rodado.

En algunos países el clima cambia de forma radical, por lo que algunas empresas diseñan neumáticos para todo el año, que por lo general son ahorradoras de combustible.

Gracias a su diseño de piso, es una combinación entre un trazo para verano y otro para invierno, el comportamiento en este contexto es ligeramente más pobre que el que se ha registrado en llantas diseñadas para esas condiciones.

El diseño y fabricación de las llantas es manera cuidadosa para proveer excelente servicio a lo largo de su vida, sin embargo para obtener un buen rendimiento es necesario darles un buen mantenimiento.

Para ello es importante mantener la presión de inflado apropiado, por ello la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de Energía (CONUEE), recomienda que antes de salir se revise la presión de los neumáticos incluyendo la llanta de refacción, esto al menos una vez al mes.

En cuanto al desgaste, el dibujo de piso de la llanta indica el estado en que se encuentra la suspensión, los hábitos de manejo y el cuidado de las mismas.

El desgaste en zonas lisas transversales son inseguras y en algunos países ilegales, cuando la profundidad del dibujo sea menor a 1.5 milímetros es momento de reemplazar el neumático.

Finalmente, debido a que las llantas delanteras y traseras tienen diferentes funciones en el vehículo, estas se desgastan de manera diferente, por lo que CONUEE recomienda rotarlas para prolongar su duración.