dom. May 31, 2020

¿Cuál es la historia detrás del perro de Mack?

Compartir

El perro que adorna todos los camiones de Mack, es uno de los íconos más famosos en el mundo y su origen se remonta a la Primera Guerra Mundial y en específico al modelo Mack AC y su peculiar figura.

En 1916, Mack vendió al gobierno de Estados Unidos cuatro mil 500 unidades AC, la mayoría cruzó el Atlantico, donde su durabilidad y rendimiento lo hicieron el preferido de los soldados europeos que combatieron con los estadounidenses.

Para los británicos el camión era fuerte y tenaz por lo que aunado a su frente les recordaba a un bulldog inglés, mascotas que fueron entrenados durante décadas para derribar toros.

La conexión se había hecho y los soldado ingleses pronto pasaron a llamar al AC como Bulldog Mack, pero debieron pasar cinco años más para que en 1921 se usará este perro como el emblema de la marca., al principio el animal no aparecía al frente como hoy sucede sino al costado de los vehículos.

Fue hasta 1932 cuando el ingeniero en jefe de Mack creó la figurilla que adornaría la parrilla de los camiones modelo AB. En el último año de producción del Mack AC, 1938, se puso el adorno en el camión que le dio origen.

A lo largo de los años, el can ha cambiado de apariencia, por ejemplo, en 1979 se le recortaron las orejas y la cola. Al principio era parte de la tapa del radiador pero con los años quedó en el mismo lugar como adorno.