sáb. Ago 17, 2019

Los “baches” de la distribución de última milla en ecommerce

Los “baches” de la distribución de última milla en ecommerce

La falta de caminos adecuados, de infraestructura mobiliaria, de unidades motrices, la inseguridad y la bancarización son solo algunos de obstáculos, a los que diversas empresas que realizan ventas por Internet se enfrentan para hacer la distribución de última milla, coincidieron especialistas en el marco del la reunión mensual del Consejo Nacional de Ejecutivos en Logística y Cadena de Suministro (Conalog),

En la ponencia: “Los Retos Logísticos de la Última Milla en el eCommerce”, Antonio Domínguez director de Logística de Suburbia indicó que uno de los problemas que enfrenta México para hacer la distribución de los productos que se compran en Internet es que muchos de los clientes no están bancarizados y las empresas en la mayoría de los casos no saben quién es su consumidor.

“Ahora el 70% de los internautas que compra por internet compra en efectivo, a través de un smartphone y a un precio bajo. Actualmente tenemos clientes que compran por internet de poder adquisitivo alto y bajo, lo que se convierte en un reto para la distribución porque ahora hay que hacer estrategias y ofertas para cada mercado de cualquier producto y en cualquier lugar ¿En dónde entregas en casas, en oficinas, en fines de semana ¿cuándo?”, explicó 

Luis Tolosa, director de Operaciones de Privalia México, empresa que lleva ocho años en nuestro país y la cual oferta en su sitio online más de mil marcas (en 2018 recibió 4 millones de visitas), apuntó que la firma que representa ha tenido que crear nuevos mecanismos de pago para acercar a los clientes no bancarizados, que en modelos tradicionales sería imposible llegar a ellos.

Detalló que los clientes son “Kamikases” que buscan que sus entregas lleguen en un lugar determinado a la hora que desean, lo que supone un problema para la distribución de última milla al no contar con la infraestructura carretera e inmobiliaria para hacer un proceso más “fácil” en las entregas.

“En México los clientes no quieren estar esperando en sus casas a que lleguen sus productos, hemos visto cómo ahora prefieren ir a un centro de distribución más cercano o a un Oxxo. El país carece de inmuebles con lockers para que los clientes puedan recoger sus mercancías con un código que le llegue a su teléfono a través de una aplicación móvil contar con esa infraestructura facilitaría mucho la distribución”, apuntó.

Para Jesús García, director de Operaciones Nacionales de Estafeta las ventas por ecommerce han dejado de ser únicamente para las grandes urbes pues poblaciones pequeñas se han sumado a la cartera de clientes de las empresas, situación que complica la logística de distribución dado la clasificación de los caminos por los cuales no pueden pasar todos los vehículos y la falta de infraestructura carretera.

“Hoy no solo te compran un reloj, una bolsa ahora también te compran bienes duraderos como refrigeradores, y eso nos trae el reto de poder hacer hacer la distribución porque la capacidad volumétrica que requerimos cambia, entonces de tener una flota con volumetría estándar tenemos que adquirir vehículos más pequeños y además enfrentar el reto de que no todos los caminos caben los vehículos. Crecer a la velocidad a la que está creciendo el ecommerce es nuestro mayor reto”, comentó. .

Finalmente Álvaro de Juan, SEO, iVoy Servicios de Entrega indicó que “el reto es entregar más rápido y vender más barato. En México todavía existe el envío estándar cuando en Europa por ejemplo la entrega de los productos se hace el mismo día en cuestión de horas. Otro es la logística inversa, que no son más que las devoluciones que los consumidores hacen de un producto, hoy representan el 3% en México, y si no respondes con prontitud se enfurecen por no tener claridad en su compra y te atacan en redes sociales, pero responder de manera adecuada en estos procesos ayudaría a potencializar las ventas en ecommerce”.