Lipu, la joya de Traxión en transporte de pasajeros

Compartir

El conglomerado de transporte Traxión es una de las firmas más importantes del sector en el país, pero es Lipu una de las que mayor atención atraen por la cantidad de unidades que posee y los niveles de crecimiento que ha registrado en los últimos años, algo en lo que se plantea dar continuidad en 2019.

“En este año estaremos adquiriendo o aumentando la flota aproximadamente en 800 unidades, entre renovación de equipo y crecimiento”, dijo Elías Dana, director general de la firma especializada en transporte escolar y de personal.

El directivo comentó a Alianza Flotillera que durante los últimos tres años la empresa ha mantenido un crecimiento cercano al 20%, algo que no será la excepción al cierre de este año, ya que se espera un alza aproximada del 18 por ciento.

Con 5 mil 178 unidades motrices, Lipu es la subsidiaria de Traxión que cuenta con más unidades del total de las 7 mil 944 con las que cerró el año todo el conglomerado, de acuerdo con el reporte trimestral correspondiente al último cuarto del 2018.

Las otras 2 mil 766 unidades corresponden a las subsidiarias de transporte de carga y logístico, entre las que se encuentran firmas de la talla de Egoba, Muebles y Mudanzas MyM, Autotransportes El Bisonte y Redpack, entre otras.

De acuerdo con la presentación de resultados al cuarto trimestre de 2018, en todo el año Traxión registró ingresos por 9 mil 403 millones de pesos, un alza de 33% por ciento en comparación con 2017, mientras que el flujo operativo (EBITDA) consolidado totalizó mil 785 millones de pesos, un incremento del 41.9% comparado con el año anterior.

Apuesta por la tecnología

La firma de transporte puede preciarse de ser punta de lanza en cuanto a tecnología aplicada a la administración de las flotas, la seguridad y el empleo de energías alternativas.

Elías Dana comenta que todas las unidades de la firma cuentan con servicios de telemetría, además de que ha apostado por tecnología aplicada a la prevención de accidentes por medio de un sistema anticolisiones con el que empezaron a operar desde el año pasado.

“Todas nuestras unidades cuentan con un sistema de inteligencia artificial a través de cámaras que están grabando todo lo que está pasando hacia afuera, para poder alertar a lo operador en caso de que se esté desviando de carril o que tenga algún objeto cercano y a la velocidad a la que vaya no le dé la capacidad de respuesta, etc.”, señaló Dana.

El directivo afirma que hasta hace poco este tipo de sistemas eran incosteables por el precio, pero que hoy se lograron bajar muchos de sus costos. A la fecha, la empresa calcula contar con mil equipos de este tipo, es decir, alrededor del 20% de la flota, para lo que se ha empleado una inversión aproximada de 500 mil dólares.

En cuanto a energías limpias, la empresa recientemente adquirió 100 autobuses de gas natural vehicular de la marca Neohyundai, para lo que se invirtieron 350 millones de pesos.