sáb. Dic 14, 2019

Orgullo Mexicano | De ser transportista a uno de los mejores Customizadores

En un taller de ocho hectáreas,
la familia Méndez convierte camiones viejos en verdaderas obras de arte.

Compartir

Raúl Méndez dejó su natal Piedras Negras, Coahuila, para seguir el sueño americano al lado de su esposa Lupita. Fue así como llegó a Texas en 1972, lugar en el que crecerían sus dos hijos y formaría una empresa transportista y customizadora de camiones y autobuses, actualmente reconocida y exitosa en la Unión Americana. 

Méndez primero se desempeñó como operador de camión, oficio que efectuó por 40 años, y después fundó la empresa transportista Méndez Trucking, conocida como Texas Chrom Transport (TCT), compañía con sede en San Antonio, Texas que tiene 100 camiones y se especializa en el transporte de arena silica para el sector petrolero. 

Con mucho esfuerzo creó un patrimonio con su familia. Pero no fue hasta el 2001 que su vida y la de los suyos dio un giro de 360 grados al ver una oportunidad de negocio en la restauración, reconstrucción y customización de camiones viejos, lo que años más tarde lo catapultaría a la fama y al éxito, incluso llevándolo a la televisión.

“En ese año compré un camión de volteo usado, y quise ponerlo a mi gusto. Lo pinté, le cambié los rines, le quité los mofles y le puse “puntas” y luces. Cuando quedó listo decidí exhibirlo a la entrada de mi empresa y no tardé ni tres días en venderlo. A la gente le gustó cómo lo dejé y fue ahí que mi familia y yo nos dimos cuenta de la oportunidad que teníamos”, relató a Alianza Flotillera.  

Fue entonces que Raúl Méndez pasó de dirigir una compañía de transporte de carga a customizador de camiones. Sus dos hijos, Raúl Jr. y Rolando, se involucraron, al igual que sus nueras Lorena y Johana, ayudando a su padre a consolidar el negocio. Buscaron especializarse en la customización y fue cuando se cambió el nombre de la empresa. 

En 2014 alcanzaron tal fama y recomendación de las personas que Discovery Channel lo buscaron para hacer un programa tipo reality show que llevó por nombre: Texas Trocas, el cual duró tres temporadas con ocho episodios cada uno y en el que se mostró el día a día cómo esta familia y sus colaboradores modificaron camiones, principalmente Peterbilt y Kenworth W900. 

Ese mismo año ganaron el primer puesto en la categoría de Working Bobtail y el tercero Custom Paint durante la convención anual de camiones Great American Trucking Show, que se celebra en Dallas, Texas. Un concurso en el que jamás había ganado un latino. 

“Hasta la fecha hemos customizado cuatro autobuses, 200 camiones de volteo y más de 100 camiones. Entre nuestros clientes se encuentran Ricky Muñoz del Grupo Intocable, Grupo Visión, Los Rieleros del Norte, Maquinaria Norteña y transportistas de la Unión Americana que les gusta personalizar sus unidades”, puntualizó.

Texas Trocas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *