dom. Feb 16, 2020

Operadores: ¡salud en vilo!

Falta mayor vigilancia en el cumplimiento de normas y la creación de un esquema integral que ayude a los conductores a estar sanos

El estrés laboral afecta la salud de los operadores de carga del país

Compartir

TIEMPO DE ENTREGAS cortos, largas jornadas de trabajo y de ayuno, ansiedad y estrés por la prisa de llegar a tiempo, son algunos de los factores que inciden negativamente en la salud de los operadores de carga en nuestro país.

“Comemos lo que hay y cuando se puede. Las empresas no se preocupan por nuestros hábitos alimenticios, les servimos mientras contemos con nuestras licencias para poder operar, pero no es un tema que les quite el sueño”, expresó Alex Ortiz de Hernández, operador con más de 15 años de experiencia en el oficio.

Ángel García, que trabaja como conductor de unidades pesadas desde hace cinco años, coincide al señalar que “a veces ni podemos parar en un “Oxxo” para comprar algo, por la inseguridad, lo que nos lleva a largas jornadas de ayuno que pueden, incluso, representar hasta más de 10 horas”.

Así como Alex y Ángel, en México existe un importante número de operadores que padecen esta situación, lo que de acuerdo con especialistas en el tema debe de atenderse con prontitud debido al impacto que esto tiene no sólo en el bienestar de los conductores, sino en los índices de siniestralidad en las carreteras.

De acuerdo con la Dirección General de Protección y Medicina Preventiva en el Transporte (DGPMPT), de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), entre las principales enfermedades que padecen los conductores se encuentran: obesidad, trastornos de la acomodación y reflexión (problemas de la vista), diabetes mellitus, hipertensión arterial, ceguera y disminución de la agudeza visual y trastornos mentales y de comportamiento.

LAS CONSECUENCIAS

Para Rocío Sánchez Rivas, directora general de Mejora Continua para el Transporte, empresa especializada en temas de capacitación, retención y psicología para operadores, la constante presión del tiempo por el retraso en el despacho, los periodos de carga y descarga, provoca que los operadores sean expuestos a altos niveles de estrés y por ende que su salud quede en segundo plano.

Esos antecedentes detonan en adicciones, y la forma de luchar contra la fatiga y la somnolencia algunos conductores la han encontrado en el consumo de anfetaminas “pericos” , o peor aún en metanfetaminas, como “crack”, “polvo de ángel” o “foco”. Las consecuencias en la salud del consumo de esta última es que pueden producir alucinaciones en los consumidores que con el tiempo se traducen en accidentes carreteros”, apuntó.

Sustancias que consumen los operadores

En tanto que para Juan Rebolledo, presidente del Frente Nacional de Operadores (FRENO), organización surgida en 2001 que agrupa a 2 mil 500 conductores, asegura que el 80% de los operadores consume “pericos” y 15% drogas fuertes.

“En México no hay un plan integral que ayude a los conductores a tratar temas de salud y tampoco existe flexibilidad por parte de las empresas transportistas, sobre todos las grandes, para que estos vayan al médico y atienden sus padecimientos. Además, la SCT no exige la obligatoriedad de darle seguimiento a una enfermedad detectada a un operador”.

Cifras de la DGPMPT indican que durante el primer semestre del 2019 se realizaron 151 mil 862 Exámenes Físico Integrales a operadores del transporte de carga, de los cuales el 1.40% no fueron aptos para conducir una unidad. Mientras que en ese mismo periodo se efectuaron 3 mil 353 pruebas toxicológicas, en donde 4.14% de los choferes salieron con un resultado positivo en el consumo de drogas.

LA NORMATIVIDAD

De acuerdo con los especialistas, en México uno de los mayores problemas es que en el sector del autotransporte no cumple ni se vigila el cumplimiento de la Ley Federal de Trabajo y la NOM-087 que regula los tiempos de conducción y descanso para los operadores. Lo que provoca que se sigan teniendo prácticas poco saludables para los conductores.

“La NOM-087 se publicó para reducir los accidentes viales en autopistas y carreteras, pero no se aplica porque no hay lugares seguros donde descansen”, criticó Rebolledo Mota.

Horalia Rivera, gerente de Capacitación, Ética e Investigación del Centro Jurídico y Arbitraje Empresarial, comentó que es urgente que las empresas transportistas se detengan y pongan en marcha acciones que identifiquen, prevengan y mitiguen los efectos negativos del estrés laboral que puedan propiciar otros trastornos como ansiedad, insomnio y estrés crónico por las funciones o actividades a sus operadores.

“El 23 de octubre de este año entrará en vigor la norma oficial 035 de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) que establece que todos los patrones en México deberán asegurarse de que sus organizaciones cuenten con estrategias que velen por la salud física, mental y emocional de sus colaboradores. En ese sentido las compañías del autotransporte tienen mucho camino por recorrer para acatarla”, expuso.

Consideró que uno de los puntos más alarmantes es que el incumplimiento de esta norma generará multas que van de los 26 mil pesos hasta los 535 mil de pesos para aquellas empresas que no la acaten.

“Actualmente hay algunas empresas de transporte que se preocupan por su capital humano, en este caso los operadores, empresas transportistas que tienen servicio médico y que les organizan programas de atención para la salud, pero no es suficiente. Deben apostar por conservar al capital humano que les da posibilidades de operar, será algo que se les devolverá con creces”, puntualizó la directora general de Mejora Continua para el Transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *