vie. Abr 3, 2020

Fabricar por pedido, la logística de lujo BMW

La personalización que ofrece BMW a sus clientes requiere una compleja logística.

La planta de San Luis Potosí de BMW se caracteriza por contar con un sistema de producción innovador

Compartir

Querétaro, Qro.- Bajo el concepto bull to order, la armadora de vehículos alemana BMW busca colocar a su planta ubicada en San Luís Potosí como la factoría líder del grupo a nivel mundial, a través de implantar procesos de mayor precisión en la producción de autos.

Para ello, la fabricante de vehículos ha sometido su logística y cadena de suministro a una mayor complejidad operativa, cuyo objetivo es satisfacer los requerimientos premium que exige cada uno de sus clientes que adquiere su emblemático auto sedán Serie 3 (que produce en nuestro país desde el año pasado).

Por ello la empresa definió algunas estrategias para trabajar bajo dicho concepto y lograr abastecerse de componentes en el menor tiempo posible manteniendo la  perfección” de la firma y la transparencia en cada uno de sus procesos logísticos.

En ese sentido BMW en México buscó abastecerse de proveería nacional, no obstante el 90% de las autopartes que utiliza para la manufactura de unidades en su planta de SLP provienen de la zona de América del Norte y el resto de otras partes Como Asia y Europa (principalmente motores y transmisiones).

Además, la empresa también buscó contar con procesos de fabricación modulares por parte de sus proveedores para eficientar el ensamble de los vehículos, integrar sus procesos de producción y abastecimiento con sus clientes para utilizar solo las piezas que ocupa en el momento en la línea de producción y aprovechar las cajas de los camiones que le surten  como una extensión de su almacén.

“Trabajar bajo este concepto en un país como México es un reto porque ninguna otra armadora lo hace. Cuando la firma llegó al país su principal meta fue pensar en una planta que le permitiera ser flexible, no sólo para ser efectiva en cada uno sus procesos de manufactura y ofrecer tecnologías innovadoras, sino para cumplir con las expectativas de sus consumidores”,  explicó Luís Raúl Gamboa Solorzano, gerente de logística de BMW San Luís Potosí.

La logística de la personalización

Actualmente los clientes de la armadora tienen la oportunidad de configurar el auto que quieren con las características internas y externas que desean y  un plazo de hasta una semana, previo al armado de su vehículo, para hacer un cambio y así enviar finalmente la orden de producción.

“Lo anterior nos implica enormes retos logísticos, uno de ellos, por ejemplo es contar con proveedores que entiendan el concepto y se integren a nuestros procesos y de esa forma poder dar la posibilidad de combinar más de 10 billones de variantes para que cada uno de nuestros clientes tenga un auto único. Con este concepto difícilmente llegamos a fabricar dos veces el mismo Serie 3”, detalló.

En el marco de la Expo  Logística y Transporte Bajío que se llevó a cabo hace unos días en el Centro de Congresos de Querétaro, el gerente de logística de la armadora agregó que dentro esas variantes además la firma tiene la posibilidad de ofrecer 1 millones de modelos para los interiores del vehículo, 79 opciones de motores, 20 de colores y 20 distintas alternativa de autos por país por temas de seguridad.

“Para cuando lleguemos a fabricar 250 mil autos al año ( más o menos entre 500 y 600 vehículos por día), que es la capacidad que tiene la planta de San Luís Potosí, vamos a necesitar seis millones de partes por día, 25 metros cúbicos de material, centenares de contenedores marítimos, y recibiremos 450 camiones diariamente, utilizaremos 100 madrinas para mover los coches terminados y buscaremos algunas opciones para trasladarlos por tren”, puntualizó.

Cabe destacar que actualmente la planta de la armadora en San Luis potosí, que es un pilar importante en la estrategia de crecimiento mundial de la compañía, produce 175 mil unidades anuales del modelo más vendido de la marca el Serie 3, genera 2 mil empleos directos y tiene una superficie de 300 hectáreas en el Parque Industrial Logistik II.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *