mar. Jul 7, 2020

Arrendamiento, un alivio para tu negocio

Con el arrendamiento elige el tiempo de posesión, tipo de unidad y evita la descapitalización de la empresa

Arrendamiento sufre por el dólar

La subida del dólar también ha afectado a las empresas arrendadoras

Compartir

El cierre de actividades no esenciales decretadas así por el gobierno federal ante la pandemia del COVID-19, afectó el transporte de mercancías, sin embargo, existen sectores que en estos momentos requieren mover sus productos a todo el país, segmentos que sólo por un lapso de tiempo necesitan mover más mercancías. 

Para estas industrias (de la canasta básica y farmacéutica), el arrendamiento de vehículos luce como una opción viable

Mauricio Medina, presidente de la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (AMAVe), destacó las principales ventajas del arrendamiento: 

No te descapitalizas. En la compra directa hay una desembolso inicial o total alto por cada unidad.

Pagas solamente el uso y goce del vehículo, es decir, no tienes que pagar el 100% de la unidad, porque no será tuya, sólo pagas el tiempo que la que usas.

Sustitución constante de la flota, lo que conlleva en ahorros principalmente de mantenimiento y combustible. 

Fiscalmente es un esquema financiero más eficiente que la compra.

Además, la administración de flota la realizan expertos, lo que permite optimizar gastos de operación, al tiempo que, te quita dolores de cabeza. 

Por el mismo tenor se manifestó Oscar Andrade, director Comercial de TIP México, quién explicó a Alianza Flotillera que una de las ventajas a corto plazo es “cubrir una demanda estacional, si se necesitan más camiones o si hay unidades detenidas en el taller”. 

 “Cuando una empresa renta camiones, prácticamente la antigüedad de la flotilla será de dos años y medio, si adquiere las unidades oscilará entre cinco y siete años, porque una vez que se tiene el activo no se renueva rápidamente”, indicó Fernando Noriega, director de Idealease. 

Cabe recordar que el arrendamiento permite deducir hasta el 100% del gasto, ya que no es considerado como deuda, situación que puede alentar a las empresas a voltear a ver este esquema.

¿Qué pasos a seguir?

Al igual que cualquier producto bursátil, el arrendamiento también tiene sus requisitos, ser una persona moral o con actividad empresarial legítimamente constituidas, con liquidez necesaria para mantener sus negocios y proyectos en marcha, así como con capacidad financiera y moral para afrontar sus obligaciones crediticias.

Además de contar con los permisos de carga que otorga la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) para transitar en los caminos de jurisdicción federal. 

En caso de ser una empresa de reciente creación, el arrendamiento puede ser una opción, siempre y cuando tengan un plan de negocio viable. “Tenemos casos exitosos de empresas que actualmente son grandes compañías que empezaron con un camión rentado”, recordó Fernando Noriega. 

No obstante, al igual que diversas industrias, hoy en día el arrendamiento de unidades se encuentra en un periodo de incertidumbre. 

“Estamos atendiendo la creciente demanda que se presenta en proyectos específicos de corto y mediano plazo que no están siendo afectados en el momento. Tal es el caso de los productos y servicios relacionados con las industrias farmacéuticas, telecomunicaciones, tiendas de autoservicio, entre otras”, dijo el representante de TIP México. 

Dólar golpea renovación e insumos 

Las arrendadoras se encuentran en una constante modernización de su flota, suelen cambiar unidades cada dos años o tres años, por lo que en el último mes, el incremento en el precio del dólar es otro tema que les pega directamente, no sólo por el aumento en el costo de los camiones y tractocamiones, también en los insumos y refacciones. 

La industria del transporte está dolarizada esa es la realidad, basta recordar que cerca del 70% de las refacciones de tractocamiones son importadas. 

“Es un momento de incertidumbre mundial”, reconoció el vocero de Idealease, quien prevé un importante incremento en el costo de los camiones en el futuro, sin embargo, no quiere adelantarse. 

COVID-19, afecta servicios 

Adicional a las afectaciones por la paridad peso-dólar y a pesar del crecimiento en la demanda de unidades para algunas industrias, la desaceleración de las actividades del sector económico derivadas del COVID-19 ha pegado a las arrendadoras

De acuerdo con el presidente de AMAVe, los ingresos de las empresas de renta diaria se encuentran en una tercera parte y estimó que el momento más severo de la cuarentena, a causa del COVID-19, será cuando la demanda de los servicios sea del 10%. “Las flotas ejecutivas y de ventas están afectadas por el tema de cierre de comercio e industrias no esenciales”, afirmó.

Este texto pertence a la edición de mayo de Alianza Flotillera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *