Mercedes-Benz Autobuses #NoSeRaja y sigue moviendo a los héroes de México

Mercedes Benz Autobuses cuenta la historia de dos héroes que combaten el COVID-19 en el país y que usan los autobuses de la marca para visitar a sus familiares

Mercedes Benz Autobuses

Las unidades Paradiso, Alliado, MP120 y Busstar son las unidades encomendadas a esta misión

Compartir

Mercedes Benz Autobuses reafirma que #NoSeRaja y que seguirá apoyando a los doctores, doctoras y personal médico que están arriesgando sus vidas para combatir al COVID-19, con unidades que los movilicen y se encuentren con sus familias.

Para ello, la marca alemana confía en los autobuses Paradiso, Alliado, MP120 y Busstar para cumplir con esta encomienda.

Los viajes de larga distancia hechos principalmente para el turismo representan más del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) y generan más de 2 millones de empleos directos y otro millón de forma indirecta, acorde a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Héroes que necesitan moverse

Jaime sabía la gran responsabilidad que tomaría al ser médico y hoy, al igual que muchos médicos y personal de la salud, se encuentra en la primera línea de batalla contra el COVID-19 sin importar que estuviese lejos de su familia y que tan solo pudiera visitarlos de vez en cuando con todas las medidas preventivas necesarias a bordo de los buses de la estrella de tres puntas.

“Este héroe de bata blanca, #NoSeRaja y todos los días continúa haciendo su mejor esfuerzo por lo que su abuelo le recordaba día con día: salvar vidas”, señala la empresa.

De forma similar, María Guadalupe, sale de miércoles a domingo a las 5:00 a.m. de su domicilio hacia el Hospital General de La Raza y para enfrentarse a esta batalla tuvo que separarse de sus hijos para que estuvieran a salvo, ellos están con sus suegros en Pachuca, Hidalgo.

Todos los domingos, llego a la central puntualita para subirme al autobús que me llevará a ver a mis hijos. A pesar de que no hay alguien con quien platicar durante el trayecto para hacerlo más ameno, debido a la distancia que debe prevalecer entre pasajeros, pienso que en cualquier momento estaré en casa de mis suegros para reunirme con mis niños y ni siquiera el cubrebocas, que no me quito ni un segundo, puede disimular mi gran sonrisa”, comenta María Lupe quien, #NoSeRaja y sigue al pendiente de sus hijos y pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *