Transportistas esperan tránsito más expedito con el T-MEC

Con el renovado acuerdo comercial, transportistas confían que haya menos papeleo para cruzar la frontera

El T-MEC y sus implicaciones en el autotransporte

El Capítulo 7 sobre administración aduanera y facilitación de comercio es clave para fortalecer a las compañías de transporte

Compartir

Los empresarios transportistas esperan que con la actualización del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) puedan tener un tránsito más expedito y haya una mayor integración de las cadenas de valor, coincidieron especialistas al participar en el participar en el IRU Virtual Dialogues: “Del TLCAN al TMEC: ¿Qué impacto tendrá para el autotransporte?”, organizado por la International Road Transport Union (IRU).

Martín Rojas, Senior Advisor for the Americas de la IRU, comentó que los empresarios transportistas se han convertido en integradores de servicios y que con los nuevos capítulos (entre ellos el 7) que contempla el T-MEC pueden ayudarles para lograr una mejor coordinación entre países y un tránsito más rápido en el movimiento de mercancías.

“El Capítulo 7 sobre administración aduanera y facilitación de comercio es clave para fortalecer a las compañías de transporte, en el se reafirman los derechos y obligaciones que tienen las partes. En ese sentido con el T-MEC se busca que el comercio entre los países sea más ágil”, dijo.

Martín Rojas, Senior Advisor for the Americas de la IRU expusó los retos del autotransporte en el T-MEC

Rojas expuso que los tres países crearon la zona de comercio global más grande bajo el TLCAN y entrelazaron sus cadenas de suministro y de transporte desde las fábricas hasta las plantas de ensamblaje y los puntos de venta.

Dan Einwechter, fundador y CEO de Challenger Motor Freight, coincidió en señalar que el nuevo acuerdo es un TLCAN mejorado, el cual busca dar mayor certeza jurídica y laboral para todos los sectores productivos de la región.

Esperamos que el T-MEC nos ayude a reducir el papeleo y que dentro de 10 años contemos con un flujo totalmente libre de conductores de camiones en los tres países como si no hubiese frontera, que se puedan realizar entregas de punto a punto como si se tratara de una sola región. Que todos crezcamos de manera justa y equitativa”, expuso.

Agregó que la actual integración comercial de Norteamérica permite que un vehículo producido por la necesidad de partes de los tres países, por ejemplo, cruce las fronteras hasta siete veces antes de que se pueda empezar a fabricar completamente, “algunos les encanta los controles, pero la realidad es que no los necesitamos tanto. La tecnología hoy por hoy nos ofrece la oportunidad de ser más eficientes en frontera, y podemos mejorar mucho”.

“No sabemos si en 5, 10 o 20 años el transporte tiene que ser libre y el T-MEC debe sumar en este esfuerzo en conjunto con los transportistas que son gente profesional y de primera línea. El T-MEC debe ver al transporte como la columna vertebral para el crecimiento de la región”, dijo Jorge Alberto Casares López, director general de Alianza Trayecto.

Recordó que hace 26 años el TLCAN “nos retó a competir bajo estándares internacionales, a reducir la edad de la flota, y a sextuplicar las capacidades industriales. Antes hacíamos 150 embarques al mes. Hoy, tenemos quienes que nos ofrecen esos embarques en un día. Y el T-MEC es seguir en esa línea de crecimiento con mayor certeza en algunos puntos que habían quedado rebasados”.

Finalmente Derek Leathers, vicepresidente y CEO de Werner Enterprises confió en que la entrada en vigor de dicho acuerdo comercial sea la llave para lograr un tránsito sin restricciones en la región de Norteamérica, en donde se tengan las reglas claras para una mejor operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *