Transportes Tellería: los ingenieros de la transportación

Transportes Tellería es una de las cuatro empresas, en todo el país, que manejan cargas por arriba de las 150 toneladas

transportes tellería

La historia de Transportes Tellería inicia en 1968

Compartir

Romualdo Tellería Armendariz contaba con un negocio de ferretería y materiales para la construcción. Con esta empresa, se convirtió en uno de los principales distribuidores de la fábrica Cementos Tolteca.

En 1968, la fábrica de la cementera adquirió un molino para cemento y se encontró con que no había en el mercado quién tuviera la capacidad para mover la pieza sobredimensionada vía terrestre.

Por la relación generada, al enterarse Tellería Armendariz de dicha situación, se dio a la tarea de diseñar y fabricar una estructura especial para llevar el molino desde el puerto de Manzanillo a la planta de la cementera, entonces ubicada en Zapotiltic a 150 km de Guadalajara, Jalisco.

Dicha hazaña marcaría un antes y un después para el empresario hidalguense, quien no tardó en hacer fama dentro del sector, pues Cementos Tolteca y otros fabricantes comenzaron a solicitar traslados no solo de molinos sino también de hornos. Fue así que surgió Transportes Tellería, empresa transportista especializada en el manejo de carga pesada y sobredimensionada.

Precisión en el camino

Con más de 50 años de experiencia en el mercado, la firma transportista ha crecido de la mano del desarrollo de nuestro país, y ha sido testigo del cambio tecnológico en muchas de las industrias como la eléctrica, manufacturera, petrolera, automotriz, la del plástico y hule, movilidad, entre otras, en las que actualmente participa moviendo piezas de diferentes tipos.

Guillermo Arce, director general de Transportes Tellería indicó en entrevista con Alianza Flotillera que para prestar este tipo de servicios se requiere de especialización, investigación, planeación, logística, pero sobre todo de mucha precisión, pues al mínimo error se podría causar un accidente, literal de grandes dimensiones.

Nosotros no somos transportistas, somos ingenieros en transportación. Nos hemos especializado para el transporte, izaje y montaje de piezas sobredimensionadas y de gran peso; detrás del movimiento de cada una hay todo un trabajo que incluso lleva años antes de que éstas lleguen a un puerto, se hacen análisis de peso, dimensión y características de la pieza a transportar, se revisa con qué equipo puede trasladarse y los permisos y reglamentación de los caminos que se deben cumplir y se observa la ruta que va a recorrer”, detalló.

Recordó que ello le ha permitido a la compañía participar en las grandes obras del gobierno federal, “por ejemplo, hemos transportado el 80% de los transformadores y generadores para las termoeléctricas y geotérmicas en México que son proyectos que permiten que haya servicio de luz en los hogares, así como obras como el segundo piso del periférico”.

En el sector privado, Tellería también ha contribuido a la instalación de empresas armadoras de vehículos y el crecimiento de industrias como la cervecera, entre otros. La empresa ha realizado más de tres mil proyectos con una ejecución segura y cero accidentes en su historial, algo que no todos pueden presumir.

“Para lograr todo lo anterior requerimos contar con equipo de alta generación que nos permita tener la precisión en cada uno de nuestros proyectos, por ello, desde hace muchos años pedimos que se fabriquen equipos especialmente para nuestra empresa, los cuales son manufacturados en Alemania, Estados unidos y Canadá”, aseguró.

A decir del directivo, que cuenta con 49 años trabajando para la empresa, sus unidades no son estándares por lo que las hace únicas en el mercado, dado que cuentan con motor, chasis y transmisión diseñados especialmente para trasladar piezas, en algunos casos de más de 600 toneladas, “su producción tarda año y medio en promedio porque están tropicalizados de acuerdo a la infraestructura que tenemos en México”.

Camino sinuoso

A pesar de la impresionante trayectoria de la firma transportista y su aportación en el desarrollo de nuestro país, actualmente ésta enfrenta una de las crisis más severas por las que haya atravesado en los últimos años, debido principalmente a la falta de definición del gobierno federal en proyectos en infraestructura pública.

Arce indicó que dicha situación ha provocado que la firma vea una disminución en sus ingresos desde el año pasado, “nosotros vivimos de la infraestructura y al no haber proyectos nuevos nos afecta mucho. Desde hace un año estamos trabajando al 40% del total de nuestra capacidad”.
Indicó que a raíz del cambio de gobierno algunos proyectos como el Tren Interurbano México-Toluca, la rehabilitación de refinerías como la de Tula y Salamanca, y proyectos del sector energético se pararon, y con ello su participación en los mismos.

“Proyectos como la Refinería de Dos Bocas, el Tren Maya, el aeropuerto de Santa Lucía ‘Felipe Ángeles’ en los que estamos trabajando, no tendrán un impacto inmediato en nuestras finanzas, comenzaremos a verlos a partir del 2021. Por ahora estamos buscando la ruta en la que seguiremos los siguientes año”, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *