Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Fallas comunes en los motores a diésel

Compartir

En algunas regiones del país, el diésel es relativamente más económico para los camiones, en contraste con el uso de la gasolina para los automóviles. Otra diferencia es que los motores de los camiones comúnmente tienen dos baterías o más, ya que el motor requiere demasiada potencia interna para movilizar el vehículo con grandes cargas.

Existen diferentes anomalías que se presentan en los motores a diésel que entorpecen la operación de los vehículos, por ejemplo:

a) Baja presión de compresión
b) Inyección prematura del combustible
c) Retardo del tiempo de la inyección del combustible
d) Baja presión en la inyección
e) Inyección excesiva de combustible

Baja presión de compresión: Se detecta por un golpeteo metálico agudo, debido a la baja temperatura del aire comprimido. La distancia o apertura de las curvas de presión de compresión y la temperatura de encendido de la mezcla tiende a ser más pequeña de lo normal.

Inyección prematura del combustible: Se puede detectar por un ruido o golpeteo en el motor, cuando el combustible se inyecta de forma prematura. Esto quiere decir que el combustible ingresa a la cámara antes de que la temperatura del aire sea la ideal, por tanto, las gotas de combustible se evaporan de forma lenta.

Normalmente requiere un tiempo más amplio, incluso antes de que pueda encenderse totalmente, esto lleva a que el encendido pueda demorar un poco más. Una vez que el combustible se enciende, una gran cantidad de éste se quema de forma inmediata.

Retardo del tiempo de la inyección del combustible: Cuando se presenta un retardo en la inyección de combustible, las gotas no tienen el tiempo suficiente para su evaporación, por lo tanto, el encendido ocurre cuando el pistón, la temperatura y la presión comienzan a bajar, impidiendo que tanto la presión como la temperatura logren encender la mezcla.
Una parte de combustible se evapora y la otra se apaga sin ser quemado, lo que da como resultado humo blanco a través del tubo de escape.

Baja presión en la inyección: Cuando la presión de inyección de combustible es buena se atomiza adecuadamente98iu7, pero si la presión de inyección del combustible es baja, éste no se atomiza bien y el tamaño de las gotas es más grande de lo normal.

Estas grandes gotas toman más tiempo en evaporarse y encenderse, lo que da como resultado un periodo de demora del encendido más largo. Por lo tanto, una gran cantidad de combustible se quema rápidamente de una vez y causa el fuerte golpeteo.

Inyección excesiva de combustible: Se disminuye el oxígeno en la cámara de combustión, el oxígeno se quema totalmente durante el periodo de combustión directa, cuando la inyección es normal, pero en una situación donde hay una inyección excesiva de combustible, no puede mezclarse el aire y se calcina por el alto calor. El combustible sin quemar se transforma en carbón y es éste el que produce humo negro.

Al conocer algunas de las fallas en el motor se recomienda cumplir con los mantenimientos preventivos indicados por el fabricante del vehículo para evitar cualquier mal funcionamiento en el motor.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir