Alianza Flotillera: Periodismo especializado en México.

Los rines en unidades pesadas

Te decimos los tipos de daños que pueden sufrir los rines para unidades pesadas

Compartir

Los rines son parte fundamental de las ruedas en todos los vehículos, ya que permiten a éstas girar sobre su propio eje.

En los trabajos de conducción, no sólo los neumáticos y otros componentes de las unidades son sometidos a esfuerzos arduos, los rines también sufren desgastes por cargas y giros; razón por la cual es importante ante una inspección correcta y permanente, decidir si se les da mantenimiento, se les repara o se sustituyen.

1. Características:

Existen rines construidos a base de acero, aluminio y aleaciones.

Su peso es de acuerdo al material con el que fueron construidos, entre 24.5 y 31 kg.

En los rines de aluminio, encontramos una fuerte resistencia a la corrosión.

En los rines de aluminio o de aleaciones, encontramos que ruedan a menor temperatura que los fabricados en acero (disipan el calor).

2. Tipos:

a). Rin de aluminio tubuless:

22.5 y 24.5 X 8.25. 7300 lbs.

b). Rin de acero tubuless:

22.5 y 24.5 X 8.25. 8000 lbs.

c). Rin de aluminio dúplex:

22.5 X 12.25. 11400 lbs.

d). Rin artillero tubuless de acero:

22.5 y 24.5 X 8.25. 7300 lbs.

3. Detección de daños:

a). Daños por fracturas

Las causas que pueden ocasionar fracturas u otros daños son: el diámetro es de menor superficie de soporte del rin a la superficie de soporte no plana; birlos o tuercas incorrectas y torque insuficiente.

En el caso de las fracturas en los barrenos de montaje, por lo general son causadas por un torque incorrecto, carga excesiva o soporte insuficiente de la maza o tambor de frenos al área de montaje del rin.

b). Daños por calor excesivo

  • Aunque un rin a simple vista puede parecer que esta en buenas condiciones, si éste se desmonta para realizarle una limpieza, es importante aprovechar para inspeccionar si existe una posible exposición del rin a un calor excesivo. Esto se determina si el rin presenta un aspecto carbonizado o quemado.
  • Compruebe el orificio de la válvula y las etiquetas para ver si existen indicios de carbonización, fusión, burbujas o quemaduras
  • Debe verificarse cualquier rin que haya rodado con una llanta ponchada más tiempo del necesario, con el fin de comprobar si tiene daños provocados por un calor excesivo. Si el logotipo de un rin tiene burbujas, está carbonizado, ennegrecido o agrietado, es señal de que el rin se ha expuesto a un calor excesivo.

c). Daños por corrosión

  • Gracias a la resistencia natural del aluminio a la corrosión, no será necesario pintar los rines de disco de aluminio; sin embargo, ciertos ambientes pueden fomentar la corrosión.
    Por ejemplo, la sal, que es un compuesto de cloruro utilizado para derretir la nieve y el contacto con sustancias altamente alcalinas. Si el aire utilizado para inflar las llantas radiales o si la llanta misma no estuviera seca, el área de la cama del rin podría corroerse severamente.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir