Transportes Pitic: cuatro décadas rodando
3 abril 2019
Autor:
Transportes Pitic: cuatro décadas rodando

1970 fue el año en el que se empezó a escribir la historia de Transportes Pitic cuando los hermanos Jorge y Fidencio Cons Navarro decidieron comprar su primer camión para mover mercancías de Mexicali a Sonora. No obstante, fue hasta 1973 que esta quedaría formalmente constituida cuando ambos decidieron asociarse con sus principales clientes: Roberto Lliteras Bojórquez y José Lorenzo Haro Rivera.

Tras dicha asociación, la firma, ya bajo el nombre de Transportes Pitic, comenzó a mover cargas de huevo de Hermosillo, Sonora hacia la Ciudad de México, con una flota vehicular de seis tractocamiones. Los siguientes 17 años la empresa buscó consolidarse y adaptarse a los cambios en la regulación en el transporte, bajo la dirección de Jorge Cons.

Para 1992, Cons Navarro enfrentó problemas de salud que no le permitieron seguir al frente de Transportes Pitic; y fue su hijo Jorge Cons Figueroa, quien en ese año asumió la dirección general de la empresa, la cual se distinguió por reorientar el enfoque de la compañía, la apertura de nuevas oficinas, la ampliación de su cartera de servicios en transporte refrigerado y la consolidación de carga.

Es así como la firma empezó a tener y ganar presencia en Tijuana, Mexicali, Nogales, Ciudad Juárez, Chihuahua, Obregón, Los Mochis, Culiacán, Mazatlán, Monterrey, Guadalajara, Querétaro y Ciudad de México. No obstante, en 1994 enfrentaría una de las más fuertes crisis que haya enfrentado la empresa en su historia.

“La compañía asumió una deuda en dólares para la adquisición de activos en pesos, para una empresa generadora de divisas, la cual no podíamos pagar por el estancamiento económico que enfrentaba el país. No teníamos ventas”, recordó Gilberto Palomares, actual director de la empresa en entrevista con Alianza Flotillera.

Agregó que “no les quedó de otra” más que ir a los bancos a negociar sus deudas, y buscar apalancar el crecimiento de la compañía a través de estrategias agresivas de atención al cliente para generar mayores volúmenes de carga. Lo que llevó a la firma a registrar crecimientos significativos en 1995.

Cambio crucial

Ya con un crecimiento acelerado, Pitic invirtió en tecnología, mejoró su presencia en el mercado e hizo un cambio a nivel interno con el objetivo de definir su futuro para los años venideros. De ese modo de ser una empresa familiar pasó a formar un gobierno corporativo.

Los hermanos Cons Figueroa, que son siete, acordaron que había que poner orden para tomar mejores decisiones de negocio y pensar que en algún momento, la dirección general de la compañía quedaría a cargo de alguien que no fuera de la familia.

“En ese gobierno corporativo se estableció como una política que quien sea director general no puede ser presidente del consejo de administración; el objeto de esto es que exista un contrapeso en las decisiones importantes de la firma”, comentó Palomares.

De esa forma, Gilberto Palomares que empezó su carrera en Pitic desde el año 2000, asumió la dirección de la empresa, teniendo como principal meta posicionar a la compañía en la competencia “de grandes ligas” para captar más clientes.

Pasos firmes

Actualmente con más de 40 años en el mercado, 25 sucursales instaladas en el país, 800 empleados, con una amplia oferta de servicios para industrias como la automotriz, tecnológica, retail, manufactura y farmacéutica es reconocida por el Tecnológico de Monterrey como una de las Mejores Empresas Mexicanas en 2018 por su gestión de negocios, Transportes Pitic busca seguir consolidándose.

En 2018 mantuvo un crecimiento constante, mientras que para 2019, la firma prevé crecer alrededor del 15%, pese al panorama de incertidumbre que prevalece en el sector por el cambio de gobierno y algunas variables económicas como el tipo de cambio.

“El crecimiento de las operaciones de Pitic se logrará a través de fortalecer el servicio de paquetería, los cuales representan el 60% de nuestros ingresos totales. Es por ello que realizamos una inversión de 20 millones de pesos (mdp) para la apertura de su Centro de Distribución (Cedis) con una extensión de 200 mil metros cuadrados en el Centro de Carga de Iztapalapa”, detalló el directivo.

La compañía también planea abrir dos Cedis más en algunos de los centros de producción más grandes del país, uno en Guadalajara y otro en Monterrey, para tener un radio de entrega de 250 kilómetros sin necesidad de aperturar más sucursales. Lo anterior para fortalecer el servicio que les ofrece a sus clientes de e-commerce.

Adicionalmente, invertirá 140 millones de pesos (mdp) para renovar 40 tractocamiones y 40 remolques con el objetivo de mantener su flota moderna, la cual tiene en promedio una edad de 3.5 años de antigüedad. De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, al cierre de 2018, Transportes Pitic contaba con una flota total de 1,041 unidades, de los cuales 328 son tractocamiones, 225 son camiones unitarios y 488 semiremolques y remolques.

“En los últimos cinco años hemos buscado reemplazar alrededor de 40 a 60 tractocamiones para garantizar la eficiencia de la flota vehicular y el cumplimiento de las normativas establecidas por la SCT y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)”, explicó.

“Estamos apostando a otorgar un mejor servicio para tener viabilidad en el largo plazo, mantener una mejor comunicación con nuestros proveedores, ser disciplinados en las finanzas para hacer frente a la demanda actual que está exigiendo el mercado”, puntualizó.


Comentarios
No hay comentarios en “Transportes Pitic: cuatro décadas rodando”


Aviso de privacidad © 2014 Derechos reservados por Alianza Editores, S.A. de C.V.