Alianza Flotillera: Periodismo especializado en México.

En riesgo 100 mil empleos por paro en producción de camiones

Dina_AlianzaFlotillera

Compartir

Debido al paro de producción que se ha registrado en las últimas semanas en las más de 11 plantas armadoras de vehículos pesados en el país, por la emergencia sanitaria por el COVID-19, 100 mil empleos están en riesgo, advirtió la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Miguel Elizalde, presidente ejecutivo del organismo indicó que estas personas que dependen de la fabricación de camiones y automóviles en nuestro país, están siendo afectadas por el paro de actividades, el cual empezó a verse reflejado a finales de marzo pasado en los distintos complejos manufactureros que tienen las empresas armadoras de camiones en ocho estados de la república (con presencia principalmente en la zona norte y bajío del país).

En entrevista con Alianza Flotillera, Elizalde indicó que las medidas anunciadas por el gobierno federal de suspender actividades no esenciales, por la emergencia sanitaria, no es clara para la cadena de transporte, un sector que aporta alrededor del 20% del Producto Interno Bruto (PIB) de la industria manufacturera por la fabricación de automóviles, camiones y autopartes.

Explicó que si bien el gobierno estableció como actividad esencial al transporte de carga, no mencionó expresamente a la industria automotriz, quien al ser una cadena interrelacionada es una actividad esencial. Lo que da pie a la ambigüedad y a diferentes interpretaciones para los fabricantes de camiones.

“Es urgente que el gobierno mexicano incluya a esta industria en la lista de actividades esenciales para evitar que la cadena de proveeduría de autopartes y vehículos que México tiene con Estados Unidos se vea afectada y por ende los empleos que esta genera. Para nosotros lo importante son los trabajadores y por ello contamos con todos los niveles de seguridad para evitar cualquier tipo de contagio”, expuso.

ANPACT urge definir reglamentaciones del TMEC

Los otros riesgos

Para el representante de los fabricantes de camiones, el hecho de que nuestro país no declare al sector automotriz como esencial para que pueda reanudar operaciones también pone en riesgo que México pierda atractivo en el mercado norteamericano y canadiense, al ser uno de los principales productores y proveedores para las armadoras con operaciones en aquellas naciones.

Detalló que la mayoría de las plantas de vehículos pesados en Estados Unidos están abiertas, y eso genera presión del lado mexicano porque no hay actividades, lo que provoca que la cadena de suministro se vea interrumpida y haya faltantes de piezas que permitan continuar con la fabricación de unidades.

“Corremos el riesgo que a falta de un producto o refacción se cambie la línea de productos a Estados Unidos o que se cambie el requerimiento a otro país, y México ya no sea necesario para abastecer ese mercado. Se rompe la cadena por lo más delgado a la mínima falta un tornillo para la fabricación de un camión, por ejemplo” aseguró.

De acuerdo con la ANPACT el 97% de lo que se fabrica en México se va a Estados Unidos y Canadá. Nuestro país es el principal exportador de tractocamiones en el mundo y el cuarto de unidades pesadas. En 2019 en México se fabricaron cerca de 200 mil unidades.

“De no alinearse la cadena del sector automotriz con EU y Canadá lo antes posible las afectaciones serán irreversibles, hay plantas en EU que no cerraron y otras que sí lo hicieron que comenzarán a reiniciar sus actividades a finales de este mes y principios de mayo y por ello queremos iniciar gradualmente la producción con todas las medidas de seguridad para quienes se desempeñan en el sector”, dijo.

No obstante, indicó que el gobierno, aun cuando las armadoras de camiones han garantizado que cumplen con todas las medidas y requerimientos para reanudar sus operaciones sin poner en riesgo de contagio a sus empleados, no les ha dado una respuesta sobre cuando las empresas armadoras de camiones en México serán declaradas esenciales para iniciar de nueva cuenta operaciones.

Mientras tanto, la Asociación Nacional de Manufacturas (NAM, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, la semana pasada buscó hacer presión al gobierno de México y le solicitó que reconsidere el cierre de fábricas ante la emergencia sanitaria del COVID-19.

“En un momento en el que necesitamos aumentar la producción de equipos de protección personal y medicamentos que salvan vidas, no podemos permitirnos tener cerradas las cadenas de suministro críticas si México no emite una guía que clarifique si las industrias manufactureras entran en la categoría de esenciales”, señaló la asociación en un comunicado.

Norteamérica trabaja en reactivación conjunta del sector automotriz

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más historias
Acelera la venta de unidades y remolques en EU
Acelera la venta de unidades y remolques en EU
Subir